Bag in Box

Bag in Box

3 litros

Distribuir el aceite en bag in box es un método todavía poco conocido en España pero con cada vez más adeptos, ya que se está convirtiendo en toda una revolución por sus múltiples beneficios tanto para los proveedores como para sus consumidores finales.

El bag in box (BiB) es un sistema de envasado compuesto principalmente por una bolsa fabricada con materiales films mono y multi-capa que se va contrayendo a medida que se vacía el líquido, y lo protege tanto de la luz como del aire y todos los agentes externos. Dicha bolsa va insertada en una robusta caja impresa resistente, ecológica y fácilmente personalizable. Gran parte de su atractivo reside en su método de dosificación, ya que dispone de un tapón que permite extraer la cantidad deseada sin gotear ni permitir la entrada de aire.

Muchos líquidos y alimentos semilíquidos se depositan ya en este tipo de envases, pues los preservan en óptimas condiciones y aportan grandes ventajas tanto a los distribuidores como a los consumidores.

El aceite es un producto que, para poder disfrutarlo plenamente, debe mantener sus características naturales y desprender sus aromas propios. Disponer el aceite en bag in box es un método idóneo para conseguir preservar sus valores nutricionales y sus aromas, ya que está plenamente protegido de la luz y de la oxidación.

Almacenar el aceite en bag in box ha supuesto toda una revolución en el sector, ya que se trata de un producto delicado que, como decimos, necesita preservar sus propiedades para poder disfrutarlo plenamente.

El hecho de que la bolsa se vaya contrayendo a medida que vamos sacando el aceite impide la entrada de aire, por lo que el producto no se oxida (no se enrancia). Además, el bag in box protege de la luz solar, muy dañina para el aceite virgen extra por su facilidad para degradar la clorofila, el elemento responsable del color verde.

Estudios realizados por la Universidad de Córdoba demuestran que el Bag in Box presenta el índice de oxidación más bajo entre los envases actuales, por lo que es sin lugar a dudas el mejor envase para la conservación del aceite.

Ventajas:

> Ponga la dosis que necesite, ni más ni menos, con el tapón dosificador puede poner justo lo que necesita.

> No tema derrames, vertidos, mermas ni manchas. Sírvase más cómodo y de forma más higiénica.

> Ocupa menos espacio que la botella de pet.

> Envase adaptado a la normativa sobre servicio individual de aceite de oliva en restauración colectiva.

Calidad
0%
Natural
0%
Saludable
0%